The The Handmaid's Tale (Libro)

miércoles, noviembre 01, 2017 0 Comments A+ a-

atwood-handmaids-tale

Hace unas semanas os traía mi crítica de la serie y os decía que estaba pendiente de leer el libro. ¡Pues ya lo hice! así que aquí estoy de nuevo con Margaret Atwood y su mundo, aunque a diferencia de la otra vez, ahora me centraré más en esta escritora y su vida.

Como recomendación, para aquellos que como yo conocieran primero la serie y luego el libro y no sepan qué hacer en primer lugar, ¿verla o leerlo?, mi humilde opinión y basada en mi experiencia, os diría que primero vieseis la serie. ¿Y porqué?, bueno, la serie es muy fiel al libro, pero como siempre hay diferencias, algunas pequeñas, otras son añadidas para mejorar la historia como os conté hace unas semanas en la crítica de la serie que podéis leer aquí, pero si algo me suele ocurrir cuando leo un libro y luego veo su adaptación, es que mi mente divaga comparándolas de forma automática, y eso me estropea un poco el momento y el sentirme atrapada en la historia que estoy viendo. 

Mientras leía la novela mi mente divagó y divagó, no en el mal sentido, y además, me paraba a escribir alguna que otra nota en un papel para luego hacer esta crítica apuntando algunas de las diferencias más notables, esas que ya llaman la atención casi desde el comienzo porque son distintas a la serie. No sé el motivo de dicho cambio por parte de Bruce Miller, que adaptó el libro a la televisión y que lo hizo muy bien a pesar de estas curiosas, y pequeñas, deslealtades hacia el libro.

Pero cuando lees un libro y tu mente se dispersa por esas diferencias, es menos notable que si te pasa mientras ves la serie o película, si es una película y estás en el cine, ya lo tienes crudo para volver atrás cuando tus neuronas vuelven al presente porque no puedes rebobinar. ¿En casa? puedes hacerlo, pero perderás el hilo constante y ese sumergirse en sus diálogos e imágenes que esta serie te atrapa sin dudar. 
Por todo ello, os recomiendo primero la serie y luego el libro, el cual además, aunque la serie cambie algunos detalles, en otros te ayuda a rellenar huecos, aunque como os digo es muy fiel, hay historias como la de Nick, que la serie la mejora notablemente, le da a este personaje más protagonismo del que tiene en el libro. Y qué decir del final y del epílogo, que básicamente te cuentan el final de la serie de manera explícita, no deja esa aura de misterio de la serie, que para esta le va muy bien para seguir con más temporadas, y que a pesar de saber más ahora no me ha dado sino más ganas de ver cómo la van a continuar...
atwood-handmaids-tale
Publicidad de un detergente de cuando Atwood era pequeña y que le daba miedo.
De aquí se inspiró para las tocas blancas de las Criadas.

Algunas de esas diferencias que no sé porque cambiaron y que no las digo bajo spoiler porque son de vestimenta, algo "sin importancia", es que en la serie las mujeres de los altos mandos van de verde pálido, pero sin embargo en el libro este mismo verde es para las "Marthas", mientras que las esposas van de azul. Según Atwood les otorgó el azul por la Virgen María que siempre la representan con ese manto azul celeste. Sin embargo en la serie las "Marthas" visten de gris. Por el resto, las criadas y los hombres sin van de rojo y negro respectivamente;
Hay otra figura que no sale en la serie, o no en la primera temporada al menos, que son las esposas de hombres de rango inferior que van con trajes a rayas de varios colores, es decir, lo más feas y llamativas posibles, lejos del azul (o verde) en tonos pastel y con elegantes telas.

Hay alguna otra diferencia, pero como os digo son "poco" relevantes, lo digo entre comillas porque algunas diferencias sí llaman la atención cuando lees el libro. Otras son más simples, como por ejemplo, en la serie usan otros escenarios o añaden un personaje que en el libro no está en esa situación, pero será para dar más apoyo. 
Algo curioso es el trabajo en la vida real de Offred, que en el libro trabaja en una biblioteca pasando libros de papel a digital, pero a ¡disquetes! jaja, yo sí los conozco, y habrá algunos de los que me leáis que también, y otros que no saben que son o solo por imágenes por estar tan de moda ahora los 80's. Pero cuando yo era pequeña y tuvimos en casa nuestro primer ordenador de esos con culo, como digo yo, de color blanco crema y con esas pantallas parpadeantes que te quedaban los ojos agotados, seguro que de ahí mi miopía y astigmatismo, y de ser mi apellido la "S" y sentarme al final, eso no creo que ayudase a mis pobres ojos tampoco. Y algo que tenía era ¡disquetera! aunque mi segundo ordenador, más "moderno" y bonito, con pantalla plana y de color negro, también la tenía, aún tardaron en irse esos cuadrados de plástico de distintos colores que cuando yo tenía 13 años allá por 1993 tenían la absurda capacidad de 1,44MB, en realidad menos, que siempre le quitan un chisquiño (un poco) para el arranque creo. 
Una capacidad irrisoria en el mundo actual donde hasta los discos duros de 1Terabyte nos saben a poco. ¿Sabéis cuántos disquetes caben en 1Tbyte? ¡728.177,78 disquetes!

Así que esta es otra diferencia, porque en la serie ella trabajaba en una editorial. Por lo que en realidad como os digo son así, algunos son pequeños detalles que han modificado, en este caso, para darle un aire algo más actual a la serie y que la gente se sienta más identificada con que podría pasar ahora. Otros son más grandes, pero esos bajo spoiler luego.

Habrá gente que crea que al saber al dedillo la historia no le apetecerá leer la novela porque ya sabe lo que va a pasar, y lo entiendo. Yo vi la preciosa película "Memorias de una Geisha" (Memoirs of a Geisha) de Rob Marshall y en la producción el gran Steven Spielberg, y un día encontré el libro de oferta en el que se basaba la película, del escritor Arthur Golden, y lo compré. Bueno, la película es del 2005 y aún no lo leí..., primero porque lo he ido dejando y en segundo lugar porque me sabía la historia. Y eso que lo leyó mi madre y siempre me insta a leerlo porque dice que en la película va todo a correr y el libro es otra cosa, lo sé, tengo que leerlo. 

Pues bien, me enganchó tanto la serie de "The Handmaid's Tale" que al poco leí el libro y aún conociendo lo importante, al haber cosas que cambian, es como volver a enamorarte de la historia pero con matices diferentes que hacen que te resulte muy fácil engancharte de nuevo a ella.


/SPOILER/ (Solo leer si visteis la serie)

Algunas de esas diferencias muy relevantes son que a Janine nunca le quitan un ojo, algo con lo que juegan mucho en la serie como un castigo siempre presente para todas las criadas, y todos los espectadores. O a Moira le dan un papel más importante en la serie, y uno de los mejores además para mí, pero en el libro no tiene tanta presencia, no de manera tan destacada. O Luke tampoco tiene el papel importante de la serie, ni siquiera la preciosa historia de Nick y June que en el libro existe pero no la describen tan profundamente, es más un "imagínatelo tú".
Pero debido a eso hace que el libro sea algo que conoces pero lo suficientemente diferente a la vez para que tengas ganas de seguir leyendo.
/FIN SPOILER/
margaret-atwood
Margaret Atwood a la izquierda en la actualidad y a la derecha de joven.

¿Pero quién es Margaret Eleanor Atwood? Esta septuagenaria que está viviendo una segunda juventud entre focos y bambalinas gracias al éxito de la serie, ha tenido una vida muy interesante. Canadiense, algo que queda patente en la serie y en el libro, y esa lucha de culturas que tienen estos con los americanos, a los cuales siempre los ven como algo salvajes e inmaduros creo. En todas las películas o series donde salen canadienses siempre me ha resultado fascinante que tengan esa aura de gente educada al extremo, amable aunque por dentro estén echando chispas y que parecen salidos de otro planeta, en el buen sentido, la verdad es que me encantaría visitar ese país.
Atwood siempre ha destacado en sus libros la cultura y las preciosas y casi despobladas tierras canadienses llenas de una fauna y flora muy ricas. Cuando era niña recorrió con su padre una gran cantidad de lugares mientras éste estudiaba los insectos, era entomólogo, y por ello adquirió un gran cariño y respeto por la naturaleza. Tanto es así que es la Presidenta de Honor de la "Asociación de Aves Raras" perteneciente a "BirdLife International" junto con su segundo marido desde 1974, el también novelista Graeme Gibson

Es una de las escritoras más importantes de Canadá y ha recibido numerosos premios por ello, incluso tiene su propia estrella de arce, el equivalente a la estrella de la fama de Hollywood a la Canadiense, en el "Paseo de la Fama de Canadá" en el año 2001. Es miembro de la "Real Sociedad Canadiense" (The Royal Society of Canada) desde 1987, una sociedad de prestigio muy antigua, que data de 1882 (su web aquí) y así hasta el 2017 que ha obtenido 19 premios en total y esperemos que siga recibiendo muchos más. Pero aunque se quedase en 19 no son pocos, y sobretodo premios de altura como la "Orden de Canadá" (Order of Canada), o el "Premio Booker" (Booker Prize) de Reino Unido al cual estuvo dos veces nominada, en una ocasión en 1985 por la novela de esta entrada (The Handmaid's Tale) y en el año 2000 no solo estuvo nominada, lo cual ya es un gran prestigio con una difusión a nivel mundial importante, si no que lo ganó. Fue con la novela "El asesino ciego" ( The Blind Assassin)

También quiero destacar por mi país, España, que ganó en el 2008 el "Premio Príncipe de Asturias de las Letras" (desde el 2014 fue llamado "Princesa de Asturias" al convertirse el Príncipe Felipe VI en Rey y pasar a su hija Leonor el honor del nombre). Por estos últimos obtuvo dotaciones económicas de 21.000£ y 50.000€. Aunque el Premio Booker desde el 2002 pasó a 50.000£, una pena, porque Atwood donó las 21.000£ a causas ambientales y dudo que muchos de los ganadores de tal cantidad de dinero lo hagan.
wilson-suffrage-atwood
Mujeres manifestándose por el sufragio femenino en la época
en la que Woodrow Wilson era Presidente de los EEUU

La vida de Atwood ha estado impregnada de cambios, entre ellos que al nacer en 1939 (World War II /1939-1945) ha dicho que tuvo conciencia de lo rápido que puede cambiar todo de la noche a la mañana. Aunque imagino que fue más tarde cuando obtuvo esa claridad, cuando terminó la guerra tenía 6 años y con esa edad, incluso con algo menos, los niños pueden notar los cambios, aunque en su caso lo notaría a mejor. Cuando acabó la guerra sus padres se mudaron de Ottawa (capital de Canadá) donde vivieron del 39 al 45, a Sault Ste. Marie, también en Canadá pero más haciendo frontera con EEUU. Y esto fue justo el mismo año de acabar la guerra. Luego Toronto, que es la ciudad más grande de Canadá, del 46 al 61 donde estudió en la Universidad de esta ciudad Filología inglesa

Algo relevante es que al acabar sus estudios en Toronto en 1961, no solo obtuvo la "Medalla E.J. Pratt" (Medal E.J. Pratt)  de Poesía por su libro de poemas "Double Persephone", una distinción que esta Universidad le da a uno de sus estudiantes cada año, si no algo mucho más difícil en la época en la que Margaret se encontraba, obtener una beca Woodrow Wilson para seguir sus estudios de posgrado en la prestigiosa, y casi recién abierta, Radcliffe de la Universidad de Harvard;

Y ¿porqué lo digo? a veces se nos escapa lo duro que las mujeres (porque es una realidad, y estoy a favor de la igualdad de derechos entre ambos sexos y entre todas las razas) lo tuvimos hace unas décadas atrás. En España da miedo lo jóvenes que somos en ese aspecto, ya que el voto de las mujeres casi se obtiene en 1931, pero al final con una dictadura de por medio, que nunca trae nada bueno, no tuvimos el sufragio universal hasta la muerte de dicha dictadura en 1976, es decir, hace 41 tristes años nada más. Ahora parece todo sencillo, llegan las elecciones y te acercas con tu DNI a la mesa y depositas el voto, pero hace mucho tiempo eso era una aberración, y con el voto, el cual no está conseguido en todos los países del mundo en la actualidad (aquí os explica muy bien Juan en su blog, la trayectoria del Sufragio Universal), pasó parecido con los estudios. Atwood que a estas alturas ya queda constancia con su Medalla de la Universidad que tenía talento, obtuvo una beca de la Fundación Woodrow Wilson para sus estudios de posgrado. Pensad que estamos en 1961, las mujeres en EEUU consiguieron el voto en 1920, hasta aquí bien, pero una cosa es el voto y otra la libertad de estudiar al mismo nivel que un hombre. 

En 1960, solo un año antes, en Harvard se creó "Radcliffe Institute for Independent Study" (Mary Bunting desde 1978 en honor a su Presidenta de entonces) que era un centro de mujeres donde aquellas que habían terminado la Universidad tendrían acceso a estudios de posgrado con pleno derecho de acceder a todos los recursos de Harvard, además de apoyo financiero y tiempo. El tiempo, ese tan preciado y a veces poco valorado. Todo ello unido a una habitación propia, que parece una tontería, pero tener tu propio espacio eso es impagable. 

Atwood accedió a una de esas becas de la Fundación Woodrow Wilson que se otorgaban a mujeres y a hombres, pero ella era mujer en 1961, por suerte para ella blanca - la primera mujer de color de los EEUU en ir a la Universidad fue Vivian Malone Jones en 1963 en Alabama. Aunque Mary Jackson fue en 1958 la primera en conseguir ser ingeniera en la NASA (crítica "Figuras Ocultas") así que realmente sería la primera - pero las mujeres seguían siendo vistas como amas de casa, esposas y madres, no como intelectuales y profesoras, como fue ella después. Algo curioso, porque hoy en día hay más mujeres que hombres en esa rama. 
No había bajas de maternidad y se veía que en cuanto encontraban marido, muchas iban - o eso he leído- a la Universidad con ese fin, dejaban sus estudios.

No ayudó que Sigmund Freud destacase que el papel principal de una mujer es ser madre y esposa para ser feliz, un apoyo que el filósofo dio al baby-boom que se generó al acabar la II Guerra Mundial donde las mujeres se casaban con 18 años y tenían cinco hijos. Se abrazó ese nuevo fin pasivo de la mujer por parte de la sociedad - algo que vemos reflejado en este libro además- y las que eran intelectuales las tachaban de agresivas, como si fueran hombres, pero a diferencia de estos ellas no podían tenerlo todo, o simplemente querer centrarse en su carrera profesional.

Atwood tenía 22 años cuando entró en Radcliffe y creció con todas estas trabas, menos que sus predecesoras pero seguían ahí. Y fue Woodrow Wilson uno de los que ayudaron a las mujeres como Atwood a ser quienes quisieran ser. Wilson fue presidente de EEUU de 1913 a 1921 y uno de los que al final más apoyaron a las mujeres durante su mandato para conseguir el Sufragio Universal. Fue en 1920 cuando se aprobó la 19º enmienda en EEUU que constataría ese hecho. 

Hay que destacar que después de Radcliffe siguió estudiando dos años más allí, pero ya en la Universidad de Harvard misma. Esto es todo un logro ya que hay que entender que "Radcliffe College" era un anexo solo para mujeres, pero gracias a Mary Bunting que fue su presidenta de 1960-1972 incluyó a mujeres académicas, aquellas con estudios para que siguieran estudiando y mejorando. Todo un logro en aquella época donde Harvard era toda una institución masculina y tradicional. Desde su fundación en 1636 hasta 2007, Harvard no tuvo una presidenta mujer, y esta fue Drew Gilpin Faust.

Ha vivido en Boston, Alabama, Texas, Nueva York, Reino Unido, Francia, Italia, Berlín, Australia, y ha sido profesora de inglés en muchas de esas ciudades como fue en la Universidad de Nueva York,  en la de San Antonio (Texas), Australia, Vancouver...

Después de esta pequeña introducción sobre este ser humano y gran escritora- tengo que leer más libros de ella- se puede entender algo mejor todo lo que la rodeó para escribir la novela, lo que la influyó. Y digo "pequeña introducción" porque hay muchas cosas de ella sobre su vida que os invito a buscar y leer.

Cuando empezó esta novela allá por 1984 vivía en Berlín, pero no el Berlín que conocemos la mayoría, no, ese que estaba separado por un Muro grande y omnipresente que separó un país en dos. Que separó familias, amores, creencias, todo y más. Atwood vivió en el Berlín Oeste que estaba gobernado por los franceses, ingleses y americanos. Y en sus visitas al lado oriental dice que pudo sentir esos silencios, esa tensión del intercambio de información secreta, de un latir acelerado en la quietud de los pasos, de las miradas, de en quién confiar...Allí entre ese ritmo, y con un teclado en alemán, comenzó la historia de Offred, una que dejó varias veces por miedo a no saber escribir bien sobre un tema como la ciencia-ficción, las distopías. Ella que aunque había estado en el otro lado como lectora desde su adolescencia, nunca había estado en el papel de crear ese mundo, y lo peor, estar al frente de los críticos y las masas que en esa época y tratando temas como la religión, la libertad de la mujer, la maternidad, etc, temas que podían ser difíciles de entender y más porque los trataba como un futuro posible, pero no deseable. Por lo que dijo que no inventaría nada que luego pudiesen reproducir o le pudiesen recriminar por su existencia en el futuro post-lectura. Todas las torturas que nos muestra son reales, son torturas que ha sufrido el ser humano a lo largo de la historia hasta 1984 que es el origen del libro, aunque por desgracia, muchas siguen existiendo.

Lo dejó un tiempo hasta que lo retomó cuando dejó Berlín y se fue a dar clases a la Universidad de Alabama en 1985. 

berlin-wall
Mapa de Berlín y su Muro desde que se inició la construcción en 1961 hasta su destrucción en 1989.
Foto de Tom Stoddart

La edición que yo tengo del libro, la mía es de Salamandra que es quién lo edita en España e imagino que Latinoamérica, es una reedición de 2017 donde aparece un prólogo de Atwood hablando de todo esto. Un prólogo muy interesante porque es ella misma la que nos da su visión tanto tiempo después de escribirlo.


Yo os invito a todos a leerlo, y ver la serie por supuesto, que han hecho un gran trabajo. 

libro-handmaids-tale-criada
Mi libro :)

*Ilustración de la portada de la entrada de "The New Yorker"



Y por si queréis comprar el libro os dejo unos links. Si compráis algo a través de ellos me dan una pequeña comisión, así que ¡gracias!

En el envío tienen diferentes ofertas cada una según la cantidad que gastéis. Normalmente a partir de 19€ es gratis para España en el caso de "La casa del Libro" y si es menos 2,99€.


Y Amazon son gratis a partir de 29€ y sino 2,99€. Y "Book Depository" es sólo para libros y tiene gastos de envío gratis a todo el mundo.

Los precios escritos a mano pueden variar.

 



"El cuento de la criada" (español) 15,01€
"The Handmaid's Tale" (inglés) 7,40€

Otras novelas famosas de Margaret Atwood. De "Alias Grace" han creado también una serie, pero esta vez de la mano de CBC y Netflix que la estrenará a nivel mundial el 3 de noviembre pero que ya fue estrenada el 25 de septiembre en Canadá. Que la autora sea canadiense habrá hecho algo a su favor :P. 
Abajo os dejo el trailer que os diré que tiene muy buena pinta y que ya te entran ganas de leer el libro y ver la serie también ^.^. Constará de 6 episodios.

Para comprar por "Book Depository" solo tenéis que entrar por los links de arriba y buscar el libro que queráis :).


 


Trailer de "Alias Grace" en VOSE



Deja tu comentario! quiero leerlo! ^_^